Cuando, el pasado 15 de marzo, los servicios de seguridad congoleños irrumpieron por la fuerza en la sala en la que se estaba presentando Filimbi, a las afueras de Kinshasa, las autoridades de la RD Congo pretendían poner una sordina a ese movimiento juvenil, cuyo nombre significa en lingala “silbato”. …

Continuar leyendo

Comparte, así nos ayudas...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page