‘Guerrilla’ cibernética contra el racismo

 

El racismo y el discurso del odio a las minorías cabalgan a lomos de las medias verdades o de la abierta mentira. Ha ocurrido en el Reino Unido, durante la campaña del Brexit, o en Estados Unidos, entre los ideólogos del relato electoral del futuro presidente Donald Trump. Algunos lingüistas han acuñado el término “posverdad” para hablar de este fenómeno. Otros prefieren no echar mano de eufemismos para lo que consideran propaganda de toda la vida, espoleada hoy bajo el anonimato que ofrece internet y sus foros.

Combatir estos mensajes contra los extranjeros en las redes es el principal objetivo del proyecto CibeRespect, que pondrá en marcha Ecos do Sur en Galicia, en colaboración con el Institut de Drets Humans de Cataluña. El corazón de esta iniciativa lo compondrá un grupo de ciberactivistas que estará encargado de crear un contradiscurso que desmonte los mensajes racistas que se publican en los principales medios de comunicación y en sus redes sociales, especialmente a raíz de informaciones relacionadas con inmigración o refugiados.

“Aquí percibimos que este tipo de comentarios racistas, llenos de tópicos, son más frecuentes, como los que dicen que los extranjeros solo vienen por las ayudas”, comenta la coordinadora de esta iniciativa, Natalia Monje. El proyecto se encuentra todavía en fase embrionaria, realizando un análisis de los comentarios que los internautas publican en los medios gallegos.

En las últimas semanas han tenido material del que sacar conclusiones, con la noticia de la detención de dos supuestos yihadistas en Arteixo y Vimianzo o con la decisión de un colegio de Foz de suprimir la alternativa de menú sin cerdo para los 21 alumnos marroquíes del centro. “Los comentarios que se pueden leer en esas noticias demuestran que el efecto Trump aquí también existe y que son constantes las opiniones que piden una figura similar para aquí”, señala Monje.

A partir de enero, personal de SOS Racisme de Cataluña formará a los trabajadores de Ecos do Sur, que a su vez pondrán en marcha mesas con asociaciones por los derechos humanos, periodistas o administración con el fin de analizar el tipo de discurso de odio de comienza a extenderse en Galicia y elaborar un nuevo relato que actúe como barrera de contención.

“Sabemos que a los más ultras no los vamos a convencer, pero queremos dirigirnos a ese 25% de la población que, según el CIS, no tiene una opinión sobre si la inmigración es buena o mala”, comenta. Una vez finalice el trabajo de las mesas, Ecos do Sur abrirá un curso online gratuito con el que formar a todos aquellos que decidan convertirse en activistas en la red contra el racismo. “Muchas veces se leen comentarios aberrantes a los que la gente no contesta porque, a pesar de tener la intuición de que no son correctos, o no saben como responder o no tienen herramientas. Se trata de ofrecer esas herramientas para cortar ese discurso”, asegura la coordinadora.

Aunque se han fijado como objetivo “modesto” formar un grupo de 15 personas, Monje confía en poder forjar una red más amplia y contar con la colaboración de personas o perfiles con incidencia en las redes sociales de Galicia. De salir adelante, esta sería la primera red antirumores racistas creada para actuar en el noroeste peninsular.

Fuente: laopinioncoruna.es

Comparte, así nos ayudas...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *